El Árbol de Lupuna está considerado como el gigante de la Selva Amazónica. El árbol alcanza 60 a 70 metros de altura, con un tronco grueso que puede llegar a medir más de 3 m de diámetro, con raíces tabulares.

El tronco y muchas de sus ramas mayores están densamente pobladas de espinas largas y robustas. Las hojas están divididas en 5 a 9 folíolos más pequeños, cada hoja sobrepasa los 20 cm.

El árbol de la lupuna demora 500 primaveras en llegar hasta su adultez, pero es muy difícil encontrar uno de esos ahora porque se han deforestado todos los cercanos a la ciudad para usar la madera.

Los habitantes y lugareños de la zona llevan décadas y décadas construyendo balsas y canoas con su madera, e incluso sus semillas sirven de hierbas medicinales para curar la fiebre, el asma, la diarrea, la disentería y los problemas renales. Actualmente es más factible ver cómo se usa para mueblería.

Te puede interesar:  El Museo Amazónico de Iquitos

Incluso, la infusión de la corteza se usa popularmente para el tratamiento del cáncer e inflamaciones. Por su tamaño y presencia ocupa una posición muy importante en el ecosistema de la selva Amazónica.

Es impresionante mirar hasta su copa, en forma de paraguas, y contemplar cómo su tronco va cambiando de color, pasando de diferentes tonalidades del marrón al blanco o al rosado.

Las tribus antiguas de la Selva Amazónica siempre han considerado que dentro del vientre del árbol vive la madre o el espíritu de la selva. Algunos la consideran una bruja, pues se cuenta que muchas familias han perdido algún miembro femenino que no ha respetado el nombre del árbol, sobre todo si alguien se ha acercado y ha hecho sus necesidades a su sombra.

Hay otras leyendas que hablan sobre la voz del árbol, que parece mugir y emitir un sonido cuando el viento sopla fuerte en sus hojas o se interna en las cavidades del tronco. Pero lo que en realidad es para todos es un auténtico símbolo sagrado de la selva, una fortaleza natural en la que viven gran cantidad de seres vivos y de la que se alimentan otros muchos.

Te puede interesar:  Los Boras de San Andrés en Iquitos

Leyendas aparte, lo cierto es que el árbol de la Lupuna es un verdadero símbolo sagrado de la selva, una fuerza de la naturaleza de la que viven gran cantidad de seres vivos y de la que se alimentan otros muchos.

La comunidad nativa Independencia, que se ubica a orillas del río Amazonas, se encuentra a solo 15 minutos de la ciudad de Iquitos. En esta comunidad podrás observar este imponente árbol, símbolo sagrado de la selva. El equipo de Iquitos Travel Guide le ofrecerá el paquete ideal donde podrá apreciar el árbol gigante de la lupuna y otros atractivos de la selva.

El árbol de la Lupuna, el gigante de la amazonía peruana
5 (100%) 2 voto[s]

Deja una Respuesta