Hace tan solo cinco años se encontraban con añujes, guacamayos, monos y muchas aves en el camino de ingreso al Área de conservación Privada Selva Virgen, ubicado en lo que en primero lugar fue llamado Fundo Alegría Alegría. La depredación del bosque en todo este tiempo ha hecho que ahora solo se encuentren dentro del la zona protegida. Es por ello que sienten mayor responsabilidad. Si este pedazo de selva no se conserva, muchas especies tendrán migrar una vez más, y otras morirán.

Lo que tiene Julia Alegría es un laberinto natural. Un bosque en perfecto estado, cortado por pequeños ríos que se pasean creando playas en donde no solo el hombre puede bañarse. Cedros, lupunas, ceibas y palisangres, algunos de veinte o treinta metros de alto, son los principales árboles que se ven acá. Entre sus ramas brincan cientos de monos, como el tocón, el pichico y el frailecito. Cantan los papagayos y te da gusto ver y sentir un bosque tan sano y tan cerca de la carretera.

Te puede interesar:  Taxi Seguro Iquitos

La casualidad llevó a la familia Alegría a Loreto. Ellos vivían entre Ucayali y Amazonas. Sus terrenos fueron tomados y concesionados. Es por ello que el Estado peruano, para reubicar a los Alegría, llegó a un acuerdo con ellos y les dio el título de estos terrenos a un lado de la carretera Iquitos-Nauta. Así nació el Fundo Alegría Alegría.

La tala de árboles, la caza de animales y el intento de invasión han sido los principales problemas que ha tenido este predio. Sin embargo, Julia Alegría y su familia no se desanima. Están implementando un vivero con especies agroforestales y nativas, están reforestando los linderos del área, además de organizar actividades con los vecinos en donde hablan de conservación y de todo lo que representa preocuparse por el agua, no tumbar un árbol, cuidar su entorno.

En el Área de conservación Privada Selva Virgen, los visitantes no tienen las comodidades de un hotel. Tienen una casa selvática de madera, amplia con seis habitaciones personales, en donde duermen en bolsas de dormir y mosquitero. Comida fresca y sencilla no faltará. Es ideal llegar y hacer caminatas, avistamiento de aves, meditación y también mucha investigación. Julia Alegría quiere que su lugar se convierta en un laboratorio, que mucha gente los vaya a visitar. Que lleguen investigadores y aprovechen las riquezas del Área de conservación Privada Selva Virgen para comprender mejor nuestro planeta. Y que vayan todos, que conozcan in situ las razones de la sonrisa eterna de esa incansable señora.

Te puede interesar:  Área de conservación protegida Herman Dantas

¿Cómo llegar al Área de conservación Privada Selva Virgen?

Se puede acceder al Área de conservación Privada Selva Virgen por vía terrestre, desde la ciudad de Iquitos. Se toma el servicio de colectivos, el pasaje cuesta aproximadamente S/.10.00 (US$3), hacen un recorrido aproximado de 40 minutos hasta el kilometro 42 de la carretera Iquitos Nauta, llegando al caserío San Lucas, para luego realizar una caminata por una trocha en un tiempo estimado de 45 minutos hasta llegar al Área de conservación Privada Selva Virgen.

Así también, dependiendo del interés del visitante, podrá tomar otra ruta alterna, que corresponde a embarcarse desde el Puerto Bellavista Nanay en un bote peque-peque con un recorrido de aproximadamente dos horas hasta llegar al fundo. El costo del transporte fluvial es de S/. 5 (el costo de pasaje en ambos servicios es solo de ida).

Datos Útiles

  • Ubicación: Carretera Iquitos-Nauta Km. 42
  • Horario: Consulta los horarios con Julia Alegría.
  • Entrada: Consulta los costos con Julia Alegría.
  • Estancia sugerida: 2 días
  • Vestimenta sugerida: Ropa de baño, impermeable, gorro, ropa ligera, mangas largas
  • Temporada ideal: Marzo a octubre
  • Teléfono: (+51) (065) 236544, (+51) 965605708
  • E-mail: [email protected]

Deja una Respuesta